Restaurante Asador Soriano: Historia

La historia del restaurante de Vigo Asador Soriano comienza con el abuelo de nuestros anfitriones, apodado “Soriano“, que da nombre al restaurante.

En donde un día se levantó la casa de campo con su terreno, cuadras y un extenso viñedo, sus nietos D. José Manuel Magaz Ledo y D. Jesús Magaz Ledo crearon una idea, un concepto, un sueño que, poco a poco, ha ido tomando forma.

Primero antepusieron la calidad, después las ganas de agradar y, finalmente, la ilusión con la que cada día reciben a sus clientes.

Comenzaron humildes, con dos comedores, una bodeguilla, donde se recibía a los clientes, y una pequeña cocina.

A medida que pasaron los años se ampliaron la cocina y los salones, sin que ello influyera en la calidad ni en el servicio prestado.

Actualmente, nuestras instalaciones cuentan con el salón principal, con unas espléndidas vistas a la ría, el salón privado, donde pueden disfrutar de una privacidad absoluta, el salón chimenea para las cenas entre amigos o en pareja con una chimenea de fondo y el salón de la bodeguilla, donde se pueden degustar los más exquisitos vinos.